sábado, 10 de octubre de 2009

El cuerpo es un animal extinto


- Tu manera de ser, el carácter de una persona, es mi debilidad, igual que la creatividad. Eso para mí está por sobre los cánones de belleza. No necesito adaptarme si lo que amo es la selva, la sangre.
- ¿Y cuál es mi modo de ser, según tú, que me has visto desnuda y dormida?
- Eres un animal. No te has criado como ser humano racional. Eres de contacto, y al mismo tiempo lo intangible te convierte en roca o magma; con todo y letras.
- Puede ser que sí. Siempre seremos duales.
- Eso de "desnuda y dormida" me descolocó un poco...
- Jajajajaja.
- Me descuartizas.
- No va necesariamente junto, eh. Es dormida o desnuda; dormida y desnuda; desnuda y despierta; dormida y vestida... ¿Ves? Podemos generar antítesis y simulacros.
- Siempre la antítesis ha sido parte de tus texturas pues; no sólo la piel.

2 comentarios:

Felipe Smides dijo...

LO BUENO DEL TEATRO...
es que el telón siempre queda medio abierto, entonces,el enigma, esa pizca de misterio de lo que viene, late a cada sombra y luz que se cruza, incluso se percibe un gustito en la boca al terminar la obra, como si los actores fueran de carne y hueso, pero no siempre ni sólo así...
También hay vestidos como telón de fondo, o de inicio en el mejor de los casos, al igual que pantalones, o la ropa interior...
Ahí fue cuando imaginé una obra de Teatro Pánico de los años ´60, sabes, querían matar a Ojo´D´oro por cosas así que inventaba con sus amigazos en México (vamos un día allá?), es como si quisieran encarcelar a Sigmund por algún sueño contigo y los que practicaban lobotomía a punta de picahielo; libres y con premio Nóbel, el mundo al revés. Loco no?
de hecho ni sé por qué hoy se adelantó la hora, pero quiero una razón de peso... tal vez por lo mismo paró la lluvia y todos en la calle andaban de rojo y a gritos...
lo único que llamó mi atención
-insisto- fue ese telón carmín como labios, como si se conviertiese con la melodía en un vestido cuadrillé (bueno, escocés como quieras) y los músicos en mariposas y sauces, de pronto era de noche y como si Cortázar cual espía estuviese ahí..."la foto salió movida"...
pero seguimos practicando y nos gusta... por eso el aplauso de hoy fue compartido, aunque yo, parecía un caballo solitario.

Señor Posmópolis dijo...

me descuartizas