miércoles, 14 de octubre de 2009

.


Que duermo entre las frazadas porque las sábanas me dan frío
Que subo compulsivamente las escaleras
Que me encantan las películas que hacen llorar
Que la vida es un hecho verídico
Que me gustan los perros y los gatos
Que odio a las palomas con fervor
Que converso con los fantasmas de la casa de turno
Que el rechazo que siento por alguien es algo que no puedo disimular
Que soy asidua a las cremas para las manos, los bolsos, los lápices
Que recojo caracoles en las calles
Que despierto en mitad de la cama
Que mis biografías son dos: ésta y la que falta
Que pienso en alguien que no existe
Que en los buses me siento en el lado del sol
Que me enerva conversar durante los viajes
Que soy adicta a los chocolates y las aguas de hierbas
Que mi pelo es un caos seco y recién lavado
Que me gusta dormir de lado
Que cuando duermo de lado me molesta el huesito del hombro
Que he estado enamorada una vez
Que me erotiza pensar en la piel de los peces
Que quiero que me busquen
Que cuando me saco la ropa me escondo en el borde
Que cuando me sacan la ropa salgo de contexto por culpa de las cosquillas
Que al acostarme voy entregando una a una las pinzas que me sujetan el cabello
Que a pesar de mis 28 represento 22
Que me piden identificación para entrar al cine
Que mis poetas favoritos son suicidas
Que perdí la virginidad hace tiempo
Que la sangre de mi virginidad perforó varios de mis años de ausencia
Que escribo historias mientras viajo
Que tengo fijación por los aromas del cuello
Que armo anagramas con la publicidad callejera
Que me devuelvo a casa más de una vez, para asegurarme de que apagué el calefont
Que me repugnan los vasos con marcas de huellas digitales
Que el arroz forma parte de mi dieta básica
Que me motivan el silencio y el verbo
Que jamás he aprendido a nadar
Que poco a poco me gusta estar arriba
Que la Ros es lo más importante que me ha pasado en la vida
Que mi madre tiene una deuda conmigo
Que tengo una deuda con mi madre
Que el vómito ajeno me produce aversión
Que me enamoro paulatinamente de los nombres
Que jamás me ha gustado lo dulce
Que me encanta tocarme la clavícula
Que pienso en las bocas cuando me marean
Que detesto madrugar
Que -como Teillier- soy incapaz de dibujar algo más que una casa, un árbol y un gato
Que mi genealogía constituye una aridez de los cariños
Que fui criada por la bruja de Hansel y Gretel
Que la Leo -además de obligarme a tomar leche- me salvó varias veces la vida
Que rechacé la teta a los tres meses y desde allí generé este pequeño caos, sublimado por la ausencia del padre y el amor enfermo de esa mestiza que fue mi mamá, caduca y hermosa ante el paso de las nuevas estaciones.

5 comentarios:

Señor Posmópolis dijo...

que imagino al amor que me espera

La paciente nº 24 dijo...

.que no aparentas 22
.que aparentas 16
.que las palabras te delatan
.que tienes 123

Felipe Smides dijo...

que tienes un jardín de remolinos...

y es tal vez ahí, uno de los lugares donde más cambia el color de tu mirada y tu silencio.

precaria dijo...

cuantos indicios...

seleccionaleatoria dijo...

.
(que soñamos al costado de la luna, tragando frases y escupiendo besos)