domingo, 13 de septiembre de 2009

La vida como hebra silenciada






2 comentarios:

Ana dijo...

Bellas fotografías, transmiten más que miles de palabras...

Complicidad del Roce dijo...

Jeje...

Sabes Ana? Me sucede algo muy curioso.

La fotografía y la literatura son procesos alternos para mí. Es decir, si estoy sacando fotos, disminuyen mis palabras y viceversa.

Actualmente estoy maravillada ante las sorpresas del nuevo lugar donde habito, dedicando más tiempo a las imágenes icónicas que escritas. Ésa es la razón de la gran cantidad de fotos que he subido, en desmedro de las letras, que no alcanzan para explicar lo bello que estar acá.

Saludos para ti y muchas gracias.